Gracias, una vez más, a Torero y a Crash, podemos ofreceros otra entrevista a un ex-piloto soviético de la Segund aguerra Mundial. Para poder acceder a ella, pulsa aquí. 

He aquí una muestra:

A.S. Sobre la resistencia a los daños del motor M-105 ya hemos hablado. ¿Pero que me diría sobre la capacidad de resistencia a los daños de los aviones de Yákovlev en general?

 
I.K. Depende del lugar de impacto. Si impactaba en el estabilizador, en la consola del ala o en el centropláno (sin tocar el motor o la cabina) – aguantaba bastante, veníamos con una decena de impactos. Yo mismo en varias ocasiones llegué a tener 8-10 impactos: 6-8 impactos de bala (de ametralladora de gran calibre) y 1-2 impactos de proyectiles perforantes de 20mm.

Pero si en un “Yak” impactaba el proyectil explosivo, era un problema – la madera contrachapada literalmente reventaba en pedazos, se formaban gigantescos agujeros. Y aunque el caza no quedaba envuelto en llamas, de todas formas había que saltar con paracaídas, porque sin el revestimiento no llegarás lejos. Pienso que Messerschmitt en este aspecto era más resistente – era de metal.

Log in to comment