Debriefings IL2 Sturmovik

9 meses 1 semana antes #502 por Tofolo
Y ya para dejar de dar la brasa por hoy, unas cuantas de nuestra última misión de la campaña de Chester:

Con Amilcar protegiendo el convoy y cazando malotes






Por favor, Iniciar sesión o Crear cuenta para unirse a la conversación.

9 meses 1 semana antes #503 por Tofolo
Y con los Redeye/ECVs defendiendo nuestras fábricas:




Por favor, Iniciar sesión o Crear cuenta para unirse a la conversación.

9 meses 4 días antes #508 por Coyote
Reporte de unas recientes salidas nocturnas en el Coconut Server:

SALIDA 1:

Enero de 1941, frente de Moscú. Son las 5 de la mañana, y aún es noche cerrada. Nieva. He tenido la suerte de ser el agraciado con el palito más corto para realizar una salida rutinaria de patrulla nocturna. Así que mientras mis jodidos camaradas duermen calientes en sus camas, a mí me toca levantarme y salir al exterior oscuro y con ventisca para aburrirme dando vueltas en la oscuridad. Un plan cojonudo. Encima recuerdo que en la salida de ayer me terminé la petaca de vodka que llevo bajo el asiento del Mig, y se me olvidó cogerla para recargarla. Con lo bien que me vendría un buen trago con este frío…

Subo al aparato, me ato los correajes y comienzo el procedimiento de arranque. No se ve un carajo, más que los copos de nieve cayendo, ligeramente iluminados por la luna. Odio estas salidas nocturnas, pero nuestro aeródromo está pegado al frente, y el enemigo suele aprovechar la oscuridad para bombardear impunemente. Tengo la esperanza de cruzarme con alguno que me alegre el día, pero sé que estas misiones de patrulla nocturna suelen terminar a menudo sin más que un rato de tedio en la oscuridad.

Poco a poco, el avión va cobrando vida. La mira se ilumina y el motor empieza a girar, mientras sigo con el checklist de arranque. Estamos nada menos que en 1941 y a esos putos ingenieros aún no se les ha ocurrido cómo resumir toda esta pesadilla de interruptores y manivelas en un solo botón. Total, para qué complicarse la vida si podemos joder al piloto… Cago en Stalin… (ups, menos mal que la NKVD aún no puede leernos el pensamiento…)

Comienzo a carretear hacia la cabecera de la pista, que intuyo gracias a las hogueras y a los dos reflectores de búsqueda que en estos momentos apuntan hacia el suelo. Pero, ¡coño!, si antes lo digo antes se ponen en funcionamiento a buscar algo por el cielo. Parece que tenemos compañía. A ver si me van a joder en el suelo antes de conseguir despegar…

Nervioso, alcanzo la cabecera y meto gases a tope para ponerme en el aire lo antes posible. Con un poco de suerte esta salida no será tan aburrida como esperaba. Aunque ahora sólo aspiro a que no sea la última, me jode tener boches por encima cuando yo estoy abajo…

En el aire. Los reflectores barren el cielo, por ahora sin éxito. Espero que tengan más idea que yo de por dónde anda el enemigo, así que me dirijo allí hacia donde apuntan ellos, aunque no consigo ver nada. Tienen que estar ahí, en alguna parte, pero no tengo ni idea de dónde ni cuántos…

Para colmo, tenemos nubes bajas. En cuanto me separo un poco del suelo, cambio la negrura de la noche por un gris plomizo que me hace perder la noción de arriba y abajo en cada giro. Tengo que volver a bajar, prefiero la noche a este puré de guisantes. Gracias al horizonte artificial consigo salir, porque mi desorientación es tremenda y si no fuera por ese invento no sabría ya dónde está el suelo.

Otra vez en la negrura, en esta estrecha franja entre el suelo y las nubes. ¿Dónde coño está el enemigo? ¡Leches, allí veo algo! ¡De casualidad, ligeramente iluminado por la escasa luz de la luna que se filtra a través de las nubes, veo una silueta negra alabeando a unos 300 metros por delante, y más o menos a mi nivel! Me concentro en no perderlo de vista, como le quite el ojo un segundo sé que voy a perderlo de nuevo en la noche.

Es un bimotor, debe ser un 110, y volamos ambos muy cerca del suelo. ¡No puedo dejarlo escapar! Concéntrate, concéntrate, no le quites ojo, pienso mientras meto gases a tope y apunto hacia él.

Mientras me acerco, lo pierdo en las sombras, pero en unas fracciones de segundo lo veo reaparecer. Está girando, ¿me habrá visto? No quiero alertarle con una ráfaga anticipada, tengo que acercarme más…

A unos cien metros le suelto una buena ráfaga, cruzando los dedos para haber atinado con la deflexión adecuada a su giro; no soy muy bueno en esto, pero a esta distancia no debería fallar.

Creo que hasta ahora no sabía que yo estaba allí, porque es ahora cuando empieza a maniobrar como un loco, y le veo soltar las bombas. Sigo acercándome a él rápidamente y consigo meterle unas cuantas balas más por detrás y algo por arriba mientras lo rebaso a corta distancia. Pero, ¡joder, estamos casi rozando el suelo, no se ve un carajo, y yo estoy en actitud de picado para haberle podido meter esta última ráfaga! Tiro de la palanca con todas mis fuerzas mientras veo acercarse el suelo a demasiada velocidad… Me temo que mi misión va a terminar en cosa de segundos… ¡pero no, el avión se endereza a unos centímetros del suelo! Creo que mi estela ha debido dejar un surco en la nieve, pero consigo elevarme de nuevo. ¡Ha faltado poco!

Recuperado del susto, me vuelvo hacia el boche solitario, que ha tomado rumbo a sus líneas casi a ras del suelo. En esta oscuridad, no tengo claro si le he hecho pupa o si está intacto, aunque me llama la atención no tener noticias de su artillero: o no me ve, o me lo he cargado.

Me acerco de nuevo al 110 y le suelto otra ráfaga corta desde detrás y un poco por arriba. No sé dónde le he dado, pero parece que ha sido en un punto vital, porque empieza a caer en una espiral hacia la izquierda y se estrella contra el suelo. Cuando paso sobre él, con la escasa luminosidad de la noche, distingo los símbolos de su cabina: Hauptmann Coconut, el famoso líder de la Luftwaffe en nuestro sector, ha caído. Creo que me merezco un buen trago de vodka, ya he cumplido con la Madre Patria por esta noche.

Aterrizo y me dirijo a la cantina. La nieve sigue cayendo. Miro el reloj: ¡sólo han pasado 8 minutos desde que dejé el barracón! Sigo odiando las salidas nocturnas, pero no se puede decir que ésta haya sido aburrida…

Por favor, Iniciar sesión o Crear cuenta para unirse a la conversación.

9 meses 4 días antes #509 por Coyote
SALIDA 2:

“¿Se puede saber qué hace usted en tierra cuando debería estar patrullando, piloto?”

Ese grito a mis espaldas me deja seco. ¿Es que este comandante no duerme nunca?

“Mi comandante, he salido de patrulla y acabo de aterrizar, he tenido un encuentro con un 110 nada más despegar y lo he derribado a las afueras de la base. Ahora iba a relajarme y calmar un poco los nervios”

“Ah, claro, ha derribado un avión enemigo. Es usted todo un as, piloto Coyotovich, discúlpeme usted por mis palabras, sin duda haber derribado a un alemán despistado le libera a usted de todas sus obligaciones con la Madre Patria por hoy… ¿es eso lo que me está usted diciendo, Coyotovich?”


“Ehm… no, mi comandante, por supuesto que no, camarada comandante, a sus órdenes, camarada comandante. Es sólo… es… es que he aterrizado para recargar las armas, mi comandante, sólo iba un momento al baño mientras los mecánicos preparan mi aparato para continuar con la patrulla…”

“Al baño… Ahora me explico ese tufo que me llegaba de usted… ¡Cámbiese de inmediato, Coyotovich, y salga con su aparato a patrullar sobre la base antes de que esos malditos alemanes nos suelten sus bombas encima mientras usted se pasea con los pantalones cagados!”

“¡A sus órdenes, comandante!”


Corro al barracón y me cambio rápidamente. Ese instante de aproximarme al suelo tras mi cruce con el 110 ha tenido unas tristes consecuencias en mi uniforme. No me he dado cuenta hasta que he notado el peso en el pantalón al bajar del avión. Es increíble cómo la adrenalina del momento te aísla de las miserias de la vida, que no había sido consciente del asunto hasta ese momento…
Maldito sea el comandante y maldito sea el ejército. Yo sólo quería tomarme un trago y tratar de echar un sueñecito, pero no: me toca volver de nuevo a patrullar esa negrura. Cagontóloquesemenea. Bueno, no, cagar, lo que se dice cagar… mejor que no cague más…

Vuelvo al Mig3, mientras el mecánico me mira con una sonrisilla irónica. Parece que mi encuentro con el comandante ya es vox populi en la base. Y eso que la mayoría están aún dormidos, verás mañana…

De nuevo la rutina de arranque. De nuevo el carreteo hasta la pista. De nuevo la carrera y el despegue. Sólo que ahora los reflectores no se mueven. Bueno, lo más probable es que sea ahora cuando me toque el rato de dar vueltas en la oscuridad sin sentido…

Tiro hacia el frente, en dirección al aeródromo enemigo más próximo. Si viene algún bombardero, supongo que vendrá directo desde allí. Aunque lo más seguro es que pueda cruzarme con el enemigo en la negrura sin ni siquiera enterarme. Pero es lo único que se me ocurre.

Volando hacia el frente, a los pocos minutos veo encenderse unos reflectores en la lejanía. ¿Qué es eso? Consulto el mapa: es una ciudad nuestra con objetivos industriales. Parece que tiene visita. ¡Pues sí que está animada esta nochecita!

¿Llegaré? ¿Veré algo? Cuando alcanzo la vertical de la ciudad, los reflectores ya se han apagado. Fuera lo que fuese lo que pasó por allí, ya se ha ido. ¿Hacia dónde? ¿Iba o venía? No tengo ni idea. Doy unas vueltas sobre la ciudad, como pollo sin cabeza. No veo un carajo, y puestos a volar hacia algún sitio, decido retomar el rumbo que llevaba: hacia el aeródromo enemigo.

Retomo el rumbo y ¡bingo! ¡Nuevos reflectores que se activan en la distancia! ¡Parece que, aunque a ciegas, estoy siguiendo la misma ruta que el enemigo! Meto gases a tope, no sé si conseguiré alcanzarle antes de que llegue a su base, pero parece claro que va hacia allá. Joder con la nochecita, pues sí que me han tocado salidas animadas hoy, ¿seré capaz de encontrarle?

Me lanzo a toda velocidad cuando oigo un mensaje por radio: “A todos los pilotos, vuelvan a la base”. No puede ser. ¿Ahora? ¿Qué coño pasa? ¡Joder, que tengo un objetivo delante! “Repito, todos los pilotos de vuelta a base. Preséntense de inmediato en la comandancia”.

Cagontóloquesemenea. Ay, no, que no, que de cagar nada, pero… ¡joder, joder, joder! ¿Sigo? ¡Me jode saber que está ese boche ahí, diciendo “sígueme”! Pero es una orden directa. Me juego un consejo de guerra. ¿Decir que no lo he oído? Y una mierda, verán que la radio estaba en buen estado. No tengo escapatoria. Cagándome en todo (¡no, joder, cagar no!), doy media vuelta y vuelvo a la base.

Aterrizo.

Me dirijo a la comandancia.

Allí está toda la base reunida. En el centro, el comandante

“Camaradas, mañana es el cumpleaños del comisario. Estoy seguro de que todos ustedes contribuirán generosamente a la colecta para organizarle una fiesta que sea el asombro de toda la VVS. Pueden ir dejando su contribución en esta mesa según vayan saliendo”.

Para esto nos han convocado. Para esto he dejado huir al enemigo. Para esto he desperdiciado una salida que podía haber sido jugosa. Me cago en el comisario y en la NKVD. Puta vida…
El siguiente usuario dijo gracias: Tofolo

Por favor, Iniciar sesión o Crear cuenta para unirse a la conversación.

9 meses 4 días antes #510 por Coyote
(En otras palabras: me llamó mi mujer para poner la mesa :angry: )

Por favor, Iniciar sesión o Crear cuenta para unirse a la conversación.

9 meses 4 días antes #511 por HR_eldamar
Muy buena Coyote , la misión es importante, pero cuando te reclama la superioridad no hay excusa

Por favor, Iniciar sesión o Crear cuenta para unirse a la conversación.

9 meses 3 días antes #512 por Tofolo
Genial relato camarada!

Por favor, Iniciar sesión o Crear cuenta para unirse a la conversación.

8 meses 2 semanas antes #518 por Tofolo
Del pasado jueves, mi primera salida con la 3.001







Por favor, Iniciar sesión o Crear cuenta para unirse a la conversación.

8 meses 1 semana antes #540 por Tofolo
De la misión de anoche







Por favor, Iniciar sesión o Crear cuenta para unirse a la conversación.

8 meses 1 semana antes #542 por HR_colibri
Buenas fotos ;)

Por favor, Iniciar sesión o Crear cuenta para unirse a la conversación.

Moderadores: Zunzun
Tiempo de carga de la página: 0.198 segundos