Indice de artículos


Misteriosos aviones derribados

En el curso de su salida de la tarde del 4 de junio, la cuarta del día, habiendo reivindicado cinco victorias por la mañana, Hartmann y su punto, Feldwebel H.J. Birkner, intentaban sorprender los aviones soviéticos a la salida de una nube cuando ellos fueron interceptas por dos cazas soviéticos. Pilotados por el Major B.B. Ghnkaet y el Teniente N.L. Trofimov, del 16º Regimiento de caza de la Guardia, que atacaron a ambos "Messerschmitt” desde arriba Avisado por su punto, Hartmann consigue á evitar la ráfaga que le iba destinada, y, exprimiendo su motor al máximo rompió el combate. Tras este choque, la parte soviética reivindicó a una victoria y Hartmann dos (que le fueron concedidas) En realidad todos los protagonistas ¡volvieron a casa sanos y salvos!

El reportaje del corresponsal alemán de guerra G. Eekert sobre 300º Victoria de Hartmann, el 24 de agosto de1944, en el sector de Sandomierz, puede ser citado como un ejemplo perfecto de la propaganda del Dr. Goebbels

El acontecimiento se describe de este modo: " Todos los que estaban presentes sobre el terreno se habían reunido alrededor de radio y de dos míseros receptores ya que el acontecimiento podía llegar de un momento a otro. El operador estaba nervioso, temiendo dejar pasar el mensaje de la 300 victoria obtenida por un mismo piloto alemán.

  • 15 h 50. Tierrra a Hartmann: "Cazas enemigos se acercan a Sandomierz!"
  • 16 horas. Hartmann: “Tengo uno”
  • 16 h 03. "Lo tengo"
  • 16 h 06. Tierra a Hartmann: " ¡Vigile el sector por usted de "Cobra " sobre su derecha!"
  • 16 h 09. Hartmann: " ¡Esto va! Voy a por aquel "Luego, un minuto después" ¡Lo tengo! "
  • 16 h 10. El punto a Hartmann: "Felicidades por su número 300!"

Pero las cosas no se detienen ahí. Bajo los gritos de los entusiasmados alemanes por dos veces todavía, Hartmann anuncia que un avión soviético acababa de explotar en vuelo, y, por la tarde, él tenía de. 11 aviones enemigos”. Todos fueron confirmados.

A juzgar por el reportaje los "Airacobra" del 7º Cuerpo de caza (eran ellos quienes, según los archivos soviéticos, patrullaban sobre los puntos de paso del Vístula a Sandomierz) solo estaban ese día para servir de objetivos al as alemán. En realidad, los adversarios opuestos este 24 de agosto de 1944 Hartmann eran los pilotos bien implicados y experimentados del 9º División de caza del Guardia, controlados por el Coronel Pokrychkine (esta división formaba parte del 7º Cuerpo de caza y su comandante acababa de recibir, algunos días antes, su tercera estrella de oro de Héroe de la Unión Soviética).

Si el estilo mismo del reportaje alemán ya deja suponer que el éxito puede ser exagerado, la realidad sobrepasa todo lo que se podría suponer. Volviendo al registro de Acciones del 2º Ejército aéreo - agosto de 1944 (4) podemos verificar que son los pilotos del ejército de S.A. Kraskovsky que cubrían las unidades de la 1,1 frente de Ucrania, particularmente la cabeza de puente del Vístula; 9º División de caza de la Guardia formaba parte de esta gran unidad.

La página 29 del documento citado permite afirmar que ningún avión soviético fue derribado en combate aéreo por el día de 24 agosto, y que ningún otro este mismo día era considerado como "no regresó de la misión".

Podemos, por consiguiente, afirmar con un alto grado de certeza que el episodio descrito anteriormente, así como las ocho otras "victorias " de Hartmann 24 de agosto 1944, son inventadas.

El régimen nazi necesita héroes

Según las fuentes alemanas, que a menudo refieren las memorias de un punto de Hartmann, el Oberfeldwebel K. Unger, "experto" famoso habría destruido 19 aviones soviéticos el 23 y 24 de agosto. En los documentos del 2º Ejército aéreo, las pérdidas soviéticas de estos dos días se elevan a 11 aparatos: dos derribados por la caza enemiga, un desaparecido, uno destruido en el suelo por la artillería alemana, y siete víctimas de la Flak. No se puede asignar a Hartmann por ese día mas que un biplano Po-2 del 208º División de bombardeo nocturno (Hartmann no reivindicó victoria sobre un infeliz biplano), y un P-39 del 7º Cuerpo de caza. En cualquier caso, está claro que el as alemán no obtuvo los excepcionales resultados anunciados.

Es igualmente interesante otro punto importante. A finales de agosto de 1944, las acciones desesperadas de los alemanes llegaron parar la ofensiva soviética en el centro del frente del Este y estabilizarlo este último. No obstante, el verano ve desaparecer en varios bolsas a la mayoría de las unidades alemanas que constituyen inicialmente el grupo de ejércitos centro fue una de las mayores catástrofes sufridas por la Wehrmacht en el curso de su historia.

Hay sin embargo casos donde las victorias de Hartmann, al menos en parte, son confirmadas por los archivos soviéticos. Así pues, se puede afirmar seguro que, el 24 de octubre de 1943, cortó el Lt. Sytov. 5º Régimiento de caza de la Guardia, héroe de Ia Unión soviética. En el curso de un combate aéreo en el sector de Zaporojie. El ruso, con 30 victorias (seis en cooperación) se apartó de su formación y no volvió. Esta pérdida fue sentida dolorosamente en el regimiento; "no conoce iguales para la energía de sus asaltos y la precisión de sus golpes..." decía una de sus citas." Ningunos de sus camaradas sabe en qué circunstancias cayó. Por su parte, según de las actas alemanas, Hartmann, ese día, derribó un LaGG-5 durante su 357º misión, adquiriendo su 133º victoria.

Derribo por error

El Lt Sytov no fue, entre otros, la única baja del 5º Regimiento de caza de la Guardia en el curso de los durois combates duros de l reconquista del Dnieper. A finales de 1943, en el momento de una misión en el sector de Apostolovo, el piloto con más victorias del regimiento no volvió. El Lt P.T. Kaisine tenía en su palmares 16 victorias. El 12 de diciembre, había dado pruebas de maestría y abnegación llegando á aterrizar tras las líneas enemigas y recoger a su líder el Lt Bayevsky, que acababa de hacer un aterrizaje forzoso. Ocho días más tarde, en malas condiciones meteorología, el avión de Kalsine perdió el contacto con su grupo y no fue visto de mas de nuevo. Posiblemente fue víctima de Hartmann que merodeaba por el sector Nikopol - Apostolovo. El alemán declara haber derribado tres La-5; el estado-mayor del 17º Ejército aéreo reconoció haber perdido dos La-5 el 20 de diciembre.

Sergei, hijo del célebre constructor Igor Sikorsky, trabajó en Alemania federal tras la guerra y conoció a Hartmann. Hacia los años 1970, sus relaciones se convirtieron en amistad sincera y el famoso as contó á a su amigo, director comercial de la sociedad que llevaba su nombre, su guerra, la dureza de su cautiverio en la URSS

Las numerosas injusticias de la suerte de la que él fue víctima. Uno de los episodios contados por Hartmann y confiado por Sergei Sikorsky al autor (Khazanov) de estas líneas es el siguiente: "Los pilotos más experimentados fueron a veces obligados a despegar en "caza libre" en condiciones meteorológicas execrables. Saber orientarse por los menores indicios de un paisaje a menudo desolado, la conjunción con mi máquina era lo que me permitía volver. Pero por dos veces, en el mal tiempo, (uno de estos casos se produjo en otoño de 1943 en el sector del Dnieper) mis ojos me traicionaron: ataqué y me derribé a los aviones, pero sólo durante su caída vi las cruces alemanas en sus alas. Desde luego, no dije nada sobre esos errores"

También encontramos un episodio interesante respecto a Hartmann en las memorias que el Sargento P.I. Gouriev, de 43º Regimiento de Shturmovik, informó de combates en los que estaba implicado. El IL-2 del que era ametrallador había sido derribado en el sector de Sapoun-Gora el 7 de mayo de 1944, en el momento del asalto de Sevastopol por el Ejército rojo. El suboficial fue capturado. Tras un interrogatorio breve, fue trasladado al último aeródromo alemán en actividad, cerca de Khersones. El asistió á a la agonía de los restos del 17º, Ejército alemán, cercado y acorralado contra el mar. El fuego de artillería y los asaltos incesantes de los IL/2 inflingieron a los alemanes de pérdidas severas, pero uno de los pilotos alemanes, uno rubio y pequeño, llegó a despegar en dos ocasiones con su "Messerschmitt" entre los estallidos de obús, bombas y cohetes, y volver de nuevo. Cuando la pista se volvió impracticable, cargó a dos mecánicos detrás él, y volvió a salir en dirección a Rumania. En el desorden, Gouriev se escapó y pudo así pronto encontrar a sus camaradas. Se manifiesta que su relato hace alusión Hartmann.

Log in to comment