Indice de artículos


Casi una victoria por salida

Durante estos combates encarnizados, perdió a numerosos camaradas, y, el 20 de agosto, su palmarés estuvo a punto de cerrarse. Cazando IL/2 Shturmovik en el famoso del frente del Mious, al oeste de Millerovo, su Messerschmitt fue alcanzado en el motor.

Los archivos soviéticos suman ese día 40 combates aéreos. En uno ellos, el Teniente P. Evdokimov, del 232º Regimiento de asalto del los 7º cuerpo ve que saliendo del objetivo el IL-2 de su camarada V. Ermakov era atacado por un 109. Hizo frente al Messerschmitt y le lanzó una ráfaga. El alemán comenzó a echar humo, perdió altitud e hizo un aterrizaje forzoso en las líneas 2º Ejército del Guardia. Todos los IL/2 retornaron a su base, aunque varios dañados.

Hecho prisionero, Hartmann se evade inmediatamente

Hartmann fue capturado, pero solo estuvo prisionero unas horas. Simulando una herida burló la vigilancia de sus guardias y huye aprovechando la confusión provocada por el un ataque de un Stuka. Si hay que rendir homenaje á su sangre fría y á su coraje, hay que muy también constatar la permanencia de su "Baraka" (suerte). Porque en el frente podría haber topado con los soviéticos en lugar de con los alemanes.

No obstante, Hartmann reivindica ambas victorias del 20 de Agosto (6:08 y 06:10) que no tienen confirmación en los archivos soviéticos.

Éxito increíble para sus camaradas

Al volver a su Hartmann se entera que muchos de sus camaradas habían muerto o desaparecido. El "maestro” del joven as, el Oberfeldwebel Rossmann, fue derribado y capturado el 9 de julio de 1943; Solo retornó a Alemania tras seis largos años en los campos soviéticos. Hartmann fue nombrado comandante del Staffel 9/JG 52 y se implicó aún más de calor al combate. Casi cada una de sus salidas en el sector de la orilla izquierda del Dnieper se caracterizó por la destrucción de un avión soviético. Su palmarés creció rápidamente. El P-39 "Airacobra" derribado el 20 septiembre 1943 fue su 100º victoria. ¡Ese día, los observadores alemanes contaron el derribo de un LaGG-3, mientras que del lado soviético, es la pérdida de un Yak-7 de la 288º División de caza del 17º Ejército aéreo. A pesar de todo ¡el derribo de Hartmann se registró!

Por esa época un camarada de regimiento puso en duda los éxitos de Eric Hartmann: Friedrich Obleser. Este joven y ambicioso piloto tenía casi un año de menos que Hartmann. y había llegado 8/JG 52 tres meses después que él, obteniendo su primera victoria el 28 de marzo de 1943. Había una atmósfera de rivalidad entre las unidades, las escuadrillas y los individuos, Obleser considera que no combatía los bolcheviques peor que Hartmann. A partir de la batalla de Kursk, se le había confiado el mando de un Staffel, pero su palmarés seguía siendo inferior el de su rival que superaba el centenar.

Según la obra "Holt Hartmann vom Himmel" ("saque a Hartmann del cielo"), la pelea se solucionó de la siguiente manera: Hartmann convenció a su comandante de escuadra Günther Rall (que había sustituido von a Bonnin al principio de la batalla de Kursk) para asignar temporalmente a Obleser como su punto. Éste confirmó que Hartmann "había apuñalado bien" a un La.-5 y un P-39 en dos vuelos el 29 de septiembre, en el sector de Zaporojie; se dice que después de su vuelta al 8º Staffel, no puso más duda la veracidad de los informes de "Bubi" Hartmann. Sin embargo curioso de constatar que inmediatamente tras este episodio su palmarés aumentó las primera semana en 10 victorias y que al final del mismo mes ya tenía 80, lo que le valió la cruz de caballero.

Para estas mismas fechas, Hartmann ya tenía 202 victorias confirmadas. Leemos en el diario del JG 52 que, el 2 de marzo de 1944, el 7. Staffel, con a otro de las Fuerzas Aéreas Reales húngaras se desplazan a Ouman Kalinovka, para luego, algunos días más tarde, a Proskourov. Entre el 2 y el 7 de marzo estas unidades obtuvieron 15 victorias, 10 de las cuales en el día del 2. El mismo día, Hartmann fue gratificado por el Führer, al mismo tiempo que el Oberleutuant W.Krupinsky, con las Hojas de roble sobre su Cruz de caballero.

Según los archivos alemanes, tras de un breve período de descanso, Hartmann volvió a combatir con el éxito en los cielos de Crimea, en el sector de Iasi, al noroeste de Rumania, en Bielorrusia, al sur de Varsovia... Recientemente, en varias ocasiones, los asombrosos éxitos de Hartmann fuero objeto de debates en la prensa rusa.

Las críticas hicieron notar la desaparición de varias libretas de de vuelo del "experto" y la imposibilidad de atestiguar resultado de los combates por películas de las foto ametralladoras (no disponibles en los cazas alemanes) y dudas sobre ciertas " victorias en “serie" Por otra parte, los seguidores de Hartmann se apoyan en documentos de su proceso, en URSS, en 1949. Según ellos, si el acta de acusación se apoya en la destrucción de 345 aviones soviéticos (los otros siete eran americanos) debe ser cierto ya que los acusadores KGB no podían equivocarse en un asunto tan serio.

Consultando los archivos soviéticos

Hay un medio de cerrar el debate: comprobar si, como para otros ases, las victorias del experto son confirmadas por los archivos soviéticos, es decir, si se corresponden pérdidas soviéticas. Desgraciadamente, la respuesta no es tan simple, ya que la táctica favorita de Hartmann consistía sorprender aviones aislados, lejos de las líneas, en el momento en que su tripulación menos se lo esperaba.

En ese caso el avión derribado aparece en los registros soviéticos, no como avión derribado en combate, pero si como desaparecido con causa desconocida ("no volvió de misión"), además, si las tripulaciones habían sobrevivido, ellos no podían decir generalmente nada sobre la causa de su pérdida. No obstante, si no es posible confirmar o invalidar uno a una las victorias del más grande as alemán, podemos cuando mínimo, tras el estudio, establecer unas conclusiones.

Así, el 29 de mayo de 1944, tres La-5 (mencionados en su informe como LaGG-7) fueron añadidos a sus palmares, derribados en la región del aeródromo rumano de Novela. Efectivamente, aviones del 5º Ejército aéreo atacaron las grandes bases aéreas de Romanet Khousi, pero sin la ventaja de la sorpresa. En el curso de los combates que resultaron, la caza y Flak alemán derribaron cuatro IL/2.Pero todos los La-5 de la 302º División de caza que protegían a los Shturmovik retornaron a su base. El 5º Ejército aéreo no lamentó la pérdida de ningún otro La-5, a pesar del “intenso” informe del punto de Hartmann, Oberfeldwebel E Blessin, informando cómo uno de los cazas soviéticos "se estremece bajo los impactos y, dejando un rastro de humo negro se precipitó hacia el suelo"

De datos y aparatos diferentes

Uno de los historiadores rusos que hacen la apología de Hartmann, M.V. Zéfiroy, escribión en su obra "los As del Luftwaffe - la Caza del día: "El 4 de julio, en el sector de Bobrouisk, Hartmann localiza tres IL-2 ocupados a atacar una posición de artillería alemana." Vuelan tranquilamente baja altitud ametrallando su objetivo, olvidando completamente que ellos mismos pueden estar en peligro. En ligero picado, Hartmann se colocó detrás y ligeramente por debajo de los Shturmovik. No abre fuego hasta que se ha acercado a 50 m. Al final de una breve ráfaga, el primer IL/2 se desintegra en los aires. Tras una rotura brutal, pronto el segundo adversario que se encuentra en su visor. De nuevo una ráfaga, y l IL/2 en llamas cae hacia el suelo. Una tercera vez y es el tercer aparato que el que recibe los impactos. Tres columnas de humo señalan los lugares donde cayeron los tres IL/2. Eran las victorias 248º ,249º y 250º. Hartmann era el cuarto piloto del Luftwaffe que alcanza tal cifra.

Si se consultan los archivos alemanes, la 250º victoria de Hartmann no fue contabilizada el 4 de julio de 1944, sino un mes mas tarde. En aquella época, su unidad estaba en Rumania y combatía a los pilotos de la 5º Armada Aérea del general Goryounov. En el registro acciones del 5º Ejército aéreo - Junio de 1944 (2), se indica que un grupo de 12 IL-2 mandados por Lt Frolov, yéndose de 900 m de altitud, atacó las posiciones alemanas de artillería en el norte de Iasi. Tras la primera pasada sobre el objetivo, fueron interceptas por dos parejas de la caza enemiga. El comandante del 2º Cuerpo aéreo de Asalto, el general Stépichev, observó, du PC de la 27, Ejército mixto, cómo, a la aparición de los aviones enemigos, las cuatro patrullas de " Shturmovik " forman un círculo defensivo que rechaza todos los ataques de Meserschmitt y Focke-Wulf provenientes de las de las posiciones germano-rumanas. Los pilotos del IL/2 realizaron 5 pasadas de tiro teniendo que lamentar la pérdida que de un solo IL-2 que, dañado, debió hacer un aterrizaje forzoso en sus líneas.

La contraofensiva de los ejércitos Germano-rumanos en el noreste de Rumania, a finales de mayo-principios de junio del 1944, presenta un gran interés en la medida en que las tropas alemanas se beneficiaran del apoyo activo de la Luftwaffe. Después de haber concentrado fuerzas aéreas importantes, y al contar con el efecto de sorpresa, los alemanes recuperaron la iniciativa en el aire. Las pérdidas soviéticas del 30 y el 31 de mayo, debidas principalmente se elevan a 70 aviones. Unos días después, el mando del 5º Ejército Aéreo vuelve a poner orden y establece una disciplina aún más firme en sus unidades con lo que las pérdidas disminuyen sensiblemente. Patrullas reforzadas y escalonadas a diversas alturas hicieron la misión de los "expertos" alemanes bastante más delicada.

Encontramos para este período, en los archivos alemanes la indicación de que los Messerschmitt, efectuando tres á cinco salidas al día, procedían á operaciones de limpieza del cielo, escoltaban grupos mixtos de Ju-87 y de Fw-190 (más raramente de Hs-129 de ataque en el suelo) y se entregaban á a la caza libre. ¡Durante todo este tiempo, Hartmann sólo realizó misiones de caza libre y reivindicó, entre 3 y el 6 de junio, la destrucción de 15 "Airacobra" y de ocho La-5 (ni siquiera menciona los "Shturmovik"!) Afirma haber utilizado con éxito las nubes los cúmulos, abundantes á esta época, para esconderse y atacar a altitudes bajas y medias (menos de 3 500 m).

No obstante, de allí comparando los archivos soviéticos y los informes de Hartmann sobre sus misiones en la segunda mitad del día (generalmente tras las 15 horas, - período de nubosidad fuerte), podemos atribuirle efectivamente durante este cuatro jornadas sólo un máximo de seis victorias de 23. Comprobamos también que Hartmann reivindicó la destrucción de LAGG mientras que se trataba de Bell " Airacobra ".

Log in to comment