Indice de artículos

VUELO EN FORMACIÓN.-
Observe las siguientes figuras:
FIGURA 1.-
pe2-11.jpg
FIGURA 2.-
pe2-12.jpg
FIGURA 3.-
pe2-13.jpg
FIGURA 4.-
pe2-14.jpg
Estas cuatro formaciones son básicamente las que estudiaremos.
Figura 1: Cuatro dedos.
Este tipo de formación es de las que denominaremos de protección, permite a los integrantes de la misma tener controlados en todo momento al resto de miembros del grupo, así como de vigilar sus posibles ángulos muertos.
Otra de sus ventajas es la concentración de tiro defensivo que puede ser bastante considerable. Su punto vendrá determinado por el tipo de avión que los integre. En el caso que nos ocupa, podríamos decir que un ataque desde la parte superior con un ángulo de picado pronunciado, sería imposible de rechazar por parte de los artilleros. El enemigo buscara también deshacer la formación, con ataques a los extremos, tratando de averiar o dañar a algún aparato para que se salga de la formación, momento en el cual, será atacado masivamente por el enemigo, ya que su fuego defensivo se verá drásticamente reducido.
Figura 2: Diamante.
Otra de las formaciones comúnmente empleadas para el vuelo defensivo, ya que trata de concentrar al máximo el fuego de los artilleros, por regla general, el avión que cierra la formación volará ligeramente por debajo del avión líder, para permitir al artillero de cola de este el fuego en caso necesario.
Figura 3: Escalón derecho.
Esta formación puede ser empleada tanto para la defensa de la misma, como para el ataque en vuelo nivelado, ya que la proximidad de los aparatos permitiría una concentración suficiente de bombas para de una pasada acabar con un objetivo terrestre. Su versión en escalón izquierdo es exactamente igual pero los puntos estarían situados a la izquierda del líder.
Figura 4: Formación 1.
Está formación al igual que las anteriores, permite tanto para la defensa como para el ataque la agrupación de aviones. Su ventaja con respecto a la anterior sería la mayor concentración de bombas sobre el objetivo.
Con estas 4 formaciones cubrimos perfectamente las necesidades defensivas de nuestra formación, en vistas al bombardeo a nivel, también son viables, aunque para el bombardeo en picado utilizaremos la formación en columna.
Formación en columna.
Esta formación la emplearemos principalmente en dos casos:
1. Cuando sea necesario eliminar un objetivo pequeño, para el cual hemos enviado un grupo de aviones que bombardearan el objetivo en vuelo nivelado. Permitiendo con el empleo de esta formación el ataque consecutivo del mismo blanco por parte de varios aviones, con ello, si uno de los aviones precedentes fallara el objetivo los que le siguen podrían destruir el mismo.
2. En bombardeos en picado, donde la formación en los últimos minutos del ataque se abriría para dar un tiempo de ataque al avión o aviones precedentes en el mismo. De esta forma se consigue atacar un objetivo de forma consecutiva y empleando la táctica del bombardeo en picado. El uso de formaciones de combate es esencial para el buen desarrollo de una misión, no tan solo por la defensa del grupo de ataque, sino también porque permite al mismo atacar al objetivo en el menor tiempo posible, consiguiendo con ello que los aviones no se expongan al fuego defensivo o a los cazas de forma solitaria, aumentando consecuentemente la supervivencia aérea.
TÁCTICAS DE COMBATE CON PETLYAKOV Pe-2.-
Esté bombardero rápido de ataque puede ser utilizado para el ataque a múltiples objetivos utilizando para ello infinidad de tácticas, describiré a continuación aquellas que me parecen mas interesantes:
1. Bombardeo nivelado a gran altitud
2. Bombardeo en picado
3. Bombardeo en vuelo rasante
La aproximación al objetivo es vital para el buen fin de una misión. El líder del grupo de ataque habrá decidido, en virtud a la información de que disponga, la forma mas correcta de aproximarse al blanco.
En el caso de necesitar una reserva de velocidad para en caso de presencia de cazas enemigos, poder escapar velozmente hacia nuestro territorio o hacia nuestros cazas, el líder puede haber decidido bombardear el objetivo a gran altitud, tomando como altitud mínima para este término unos 3000 metros. A está altitud, el Pe2 es muy efectivo, las defensas antiaéreas enemigas pierden gran parte de su efectividad y podremos, en caso de necesidad, convertir tras el bombardeo, nuestra altitud en velocidad para salir de la zona del objetivo.
Si las defensas antiaéreas son relativamente escasas, una aproximación a una altitud de 2000 a 1500 metros permitiría al grupo realizar un ataque en picado de gran precisión, escapando tras el mismo, gracias al empleo de la velocidad obtenida en el ataque.
Si el líder decide realizar el ataque en vuelo rasante, la aproximación puede realizarla principalmente de dos formas:
• Con altura, digamos uno 800 a 1000 metros, para en los últimos momentos del ataque, realizar un picado pronunciado y sobrevolar el blanco a máxima velocidad.
• En vuelo rasante, con el fin de cubrirse del enemigo, tanto aéreo como terrestre con la cobertura ofrecida por el terreno. Esta técnica se empleará como es lógico, cuando el terreno se preste a ello. Objetivos próximos a ríos, montañas, desniveles, etc.

 

NOTAS.-

 

Este manual no tiene nada de profesional, por desgracia su creador no se dedica profesionalmente a estos asuntos, así que nadie se vaya a montar en un Pe2 y trate de bombardear la casa blanca…
Puedo haber metido la pata en muchas de mis afirmaciones o consejos, los hago con ánimo de ayudar a los que empiezan y en base a los conocimientos adquiridos tras años de vicio casi continuo.
Agradecimientos:
• Al camarada HR_Vadder, siempre dispuesto a echar una mano y colaborar en cualquier proyecto.
• Al camarada HR_Mosca, revisando la parte de tráfico aéreo, para en el caso de soltar alguna burrada, me pueda corregir.
Log in to comment