Son las 10 de la mañana del 4 de enero de 1942. el día ha amanecido cubierto de una capa de nubes, la temperatura es baja pero no llega a ser desagradable, quizás se deba a la falta del viento que en días anteriores nos ha hecho tiritar de frío dentro de las desprotegidas cabinas de nuestros moscas, aún así, es imposible volar sin el mono de invierno, que dificulta en gran medida los movimientos dentro de la cabina de nuestros aviones. El alto mando a denominado a la operación que nos ocupa como “El proctologo moscovita” Nuestro objetivo es un ataque fulminante a dos objetivos enemigos. El primero y donde se dirigirá el grueso del grupo de ataque, y no me refiero al teniente Euserenof, sino al principal grupo de ataque formado por los 4 Pe2 que dejaran caer sus bombas sobre una base aerea enemiga. Este grupo irá escoltado por cazas Mig3 y Airacobra, a distintas alturas.

Nosotros, el grupo secundario de ataque, el peloton de castigo, los chicos del fuste nazi, atacaremos una base abandonada, o hasta hace poco abandonada, donde se han detectado movimientos enemigos que pretenden plantar allí un punto de penetración en nuestro territorio, lanzando sus aviones a 5 minutos de nuestras bases de Mozaisk, lo que situaria una daga en la garganta de nuestras fuerzas aereas.

Volaremos al mando del comandante, HUS, Jocamatovich Tierriquemadich Polvorilla, el cual comandara un grupo de 6 moscas que deben arrasar la base enemiga y las unidades que se han enviado para asegurar la zona.

Una rafaga helada me saca de mis pensamientos, miro el reloj, la hora se acerca, reviso una vez mas la cabina y la posicion de todos los instrumentos y palancas, el altoparlante, como siempre con un ruido en el cual debes tratar de averiguar lo que se dice, solo el comandante dispone de un receptor transmisor, el resto, solo recibimos.

Un mecanico corre hacia el aparato del lider, sube a su ala, me incorporo para ver que sucede, tras un corto intercambio de gestos, el lider alza su mano enguantada y hace una seña a los mecanicos.

-   Puesta en marcha -  se escucha en en todos los aparatos.

El potente motor arranca a la primera, sus 1000cv resuenan en toda la base, y sobre todo en nuestros corazones.
   
-   Control de tierra de lider Rojo 1, solicito permiso para despegar.
-   Rojo 1 de control de tierra, autorizados, buena suerte.
-   Control de Rojo 1, recibido, gracias.
-   Vuelo Rojo, despegamos, circuito a la izquierda.

El aparato del lider se lanza a toda velocidad por la pista, recibo la señal del mecanico que está junto a mi ala y que me indica si la pista está lista para despegar, a su señal acelero a fondo y suelto los frenos, hago varias correcciones por la pista recien acondicionada por los quitanieves, patino ligeramente pero en un par de segundos estoy en el aire, mi lider comienza el giro a izquierdas, mientras subo el tren con la mano derecha trato de comenzar mi giro para unirme a la formación. Le alcanzo justo antes de terminar el primer giro de 180º y entro en formación.
Desde el aire observo como todos los aparatos se van elevando y uniendose al grupo. Nos dividimos en dos “parejas de tres”, un terminó epleado por el Comandante Polvorilla, que no sabemos si se trata de un termino tactico que escapa a nuestras escasas entendederas, o si ha vuelto a fumar esa mierda de tabaco adulterado que roba a los pilotos enemigos derribados, en mas de una ocasión se le ha llamado la atencion sobre esa curiosa forma de actuar.

“El jefe del estado mayor del aire recuerda al Comandante Jocamatovich Tierriquemadich Polvorilla que no se le permite aterrizar junto a los aviones derribados para agenciarse de información secreta, planos o cualquier otra cosa que puediera ser de interés para este estado mayor”

Pero ni caso, el sigue con su particular forma de recopilar información y hacerse con tabaco nazi.

Tras el despegue, antes de completar el primer giro de 360º sobre la base estamos estamos en formación y tomamos rumbo hacía el primer punto de ruta. Mientras ascendemos la temperatura baja rapidamente, debemos estar a unos -30º  bajo cero, nos acurrucamos dentro de nuestras cabinas tratando de aprovechar el poco calor llegado del motor y el que aún mantenemos dentro de nuestros monos de vuelo. Con el rabillo del ojo mantengo la formación en escalon derecho con el lider, por los altavoces se escuchan comunicaciones con otros vuelos y notificaciones codificadas. De vez en cuando nuestro lider indica nuestra  posicion al control de tierra, siempre con nombres codificados y dentro de una cuadricula que se prepara para cada vuelo.

Estamos a 1500 metros, el lejano sol brilla sin calentar y ciega la vista, desde allí suelen venir los nazis me repito, “el avion que no ves es el que te derriba”, me repito constantemente.

Un escalofrio recorre mi cuerpo cuando en una de mis rutinarias comprobaciones del espacio que nos rodea, descubro dos estelas en nuestra vertical. Aparatos que vuelan a una altitud superior a 7000 metros deben dejar esas estelas, con una señal se lo comunico al lider, el cual tras mirar hacia arriba me hace una seña como el que quiere decir, “Pues deben estar helados esos cabrones hijos de su puta madre”, mas o menos, luego lo comunica por radio al control de tierra que nos informa que puede tratarse de una pareja de Migs3 que vuelan por la zona.

Observo mi mapa de vuelo y observo que estamos apenas a 10 kilomentros del objetivo, con un alabeo el lider nos indica que nos dispongamos para el ataque. En la reunión previa al vuelo se han asignado los posibles objetivos y la forma de actuar.

El grupo del lider entrará primero, yo como punto y Ciberputifurriz, a mis 6, el pobre chico le llaman “el gafe”, constantemente le estan pasando desgracias, la ultima fue que su novia se lio con el carnicero de su pueblo y le envió una carta para explicarselo, lo peor del caso, es que en su pueblo, según sus propias palabras, “no tenemos carnicero”, bueno, así de cruel es esta guerra.

-   Grupo Rojo, iniciamos el ataque.

El lider se lanza en un picado hacia una carretera al oeste de la base, yo todavia no he visto nada allí, pero le sigo confiando en su “alterada” vision, aunque no puedo reprimir un pensamiento de “como vaya ciego la liamos”, pero no, un grupo de vehículos corren despavoridos apartandose de la trayectoria del avion de comandante, escucho una fuerte explosión detrás de mi, miro rapidamente hacia atrás y descubro horrorizado que allí donde debia estar Ciberputifurriz no queda mas que una bola de fuego y chatarra, “¿pero como coño a explotado?” pronto lo descubro, la flak del 88 alemana, con su acostumbrada precisión empieza a enviarnos desagradables bolas rojizas y negras que te sacan el aire de los pulmones y golpean tu avion como si se tratara de puñados de piedras, el lider ataca, sus proyectiles golpean el convoy, justo cuando se aparta le sigo disparando con todas mis armas, veo como dos vehículos son alcanzados y explotan casi instantaneamente bajo mis disparos.

La sangre abandona mi cabeza mientras tiro de la palanga, hago un esfuerzo y mientras giro muevo la cabeza para mirar a mis 9, en direccion a la base, descubro casi por casualidad un cañon antitanque oculto junto al bosque, tomo referencias visuales para hacerle una visita si se presenta la ocasión.

El lider va cantando objetivos y ordena atacar los carros que ha descubirto al norte de la pista, justo en el borde de un bosque, los boches son listos, la silueta de los carros es mucho mas dificil de distinguir cuando en lugar de nieve tienen arboles detrás, pero les ha decubierto y hacia allí dirigimos nuestros aviones, el segundo grupo se concentra en la parte sur de la base, donde ya varias columnas de intenso humo negro reflejan los aciertos de sus ataques.

El lider se dirije hacia un carro y lanza un par de cohetes, creo que falla, pero no me da tiempo a cerciorarme, estoy fijo en mi objetivo, a medida que crece en el colimador agunto el deseo de disparar los cohetes, en el ultimo momento disparo, tiro de la palanca y atravieso una gran bola de fuego, miro hacia atrás, pero me sorprende ver como el carro sigue intacto, no veo impactos de cohetes a su alrededor, “¿han rebotado?” me pregunto, pero no hay tiempo, tras alejarme un poco para conseguir una buena trayectoria de aproximación vuelvo a dirigirme hacia el mismo carro, esta vez, tratando de asegurar el impacto disparo en un angulo de 45º desde arriba, los cohetes hacen blanco y el carro es pasto de las llamas.

Observo mi alrededor y el cielo que está sobre nosotros, no hay cazas enemigos, o por lo menos no los veo, no hay tiempo, si aparecen ya nos daremos cuenta, enfilo hacia el segundo carro y rezo para que mi ultima pareja de cohetes hagan bien su trabajo, le centro, me acerco, aumentan las pulsaciones de mi corazon, no existe nada mas que yo y mi objetivo, ¡¡¡ fuego !!! me grito cuando apreto con fuerza del disparador de los cohetes. La explosion vuelve a ser bastante mas grande de lo que me esperaba y nuevamente atravieso una bola de fuego que crece desde el objetivo, el segundo carro es pasto de las llamas.

El lider que tambien ha usado todos sus cohetes ordena ahora atacar los cañones antitanque y antiaereos.

Vuelvo hacia donde se escondian esas sabandijas cañoneras a la espera de cazar nuestros T34, me acerco a toda velocidad picando desde 600 metros, disparo con todas mis armas y el cañon y sus sirvientes saltan en mil pedazos, tengo tiempo de ver como uno de los soldados que observaba con prismaticos mi ataque recibe el impacto de varios proyectiles explosivos de 20mm y se desintegra en el acto, sus restos esparcidos por la nieve dejan una gran mancha rosa en el paisaje.

Viro hacia la base donde mis compañeros estan atacando todo aquello que descubren, aviones, depositos de fuel, vehículos, cañones. Un cañon antiaereo del 88 junto a una de las pistas, en su lado sur dispara como loco en todas direcciones tratando de pillar alguno de nuesros aviones, me acerco a el a toda velocidad, justo cuando me descubren y tratan de virar su cañon hacia mi, abro fuego con todas las armas y se repite la horrible escena anterior, el cañon y sus sirvientes saltan hechos pedazos.

Veo otro cañon antitanque, esta vez junto al bosque colindante a la pista, seguramente para evitar que alguno de nuestros carros tome una posicion de tiro que le permita destruir sus aviones, le enfilo, me lanzo hacia el y vuela en pedazos, no se que tengo hoy que estoy bastante acertado.

Todo está lleno de columnas de humo, manchas de aceite, el olor a petroleo quemado se respira en el aire, muertos y destruccion por todas partes, estamos regando con la sangre del enemigo su atrevimiento al invadir nuestro pais.

El lider pasa junto a mi como una exalacion batiendo alas, se dirige en picado hacia unos vehículos que corren despavoridos cerca de una carretera, le sigo, tras su ataque es mi turno, otro vehículo es pasto de las llamas.

Sucesivamente van cayendo uno tras uno todo lo que es descubierto por los grupos de ataque, finalmente se descubren unos carros enemigos al sur de la base, casi en la ciudad, en el cruce de carreteras, pero con las armas que nos quedan y sin cohetes el lider toma la acertada decision de regresar a la base estas importantes herramientas de guerra.

Nos reagrupamos sobre la ciudad y tomamos rumbo de regreso, estoy sudando bajo mi mono de vuelo, los ojos me duelen de mirar la nieve, arriba nada, delante de mi tres aviones, los grupos han vuelto a unirse y he pasado a la posicion 4, el comandante, segudo por “el abogao”, luego “el amante de las cabras”, luego “el calvo paranoico”, apelativo cariñoso con el que se me conoce en la base y finalmente Red_Tag, que a sido alcanzado en el motor y tiene problemas para reunirse con el grupo principal, al comprobar como se aleja tomo la decision de tratar de acompañarle y brindarle un poco de ayuda si es necesario, si aparecen cazas enemigos podré dar la alarma y tratar de aguantarles, el grupo del lider se aleja poco a poco de nosotros, que seguimos rumbo a la base según las ordenes del lider, Red_Tag debe devolver el aparato sano y salvo a la base. Los minutos pasan y muy lentamente nos aproximamos a la base, estamos ya a corta distancia cuando por señas le indico que se queda solo, tiene apenas 10Km de vuelo para aterrizar, yo me dirijo a toda velocidad hacia el punto de encuentro del objetivo secundario, al norte de Mozaysk.

Mientras asciendo hasta los 3000 metros tengo tiempo de observar el paisaje, ya no tengo frio, a pesar de estar a mas de 30º bajo cero, el cielo es limpio y despejado, las nubes han desaparecido, todo esta tranquilo, solo el ruido de mi motor me mantiene consciente, subitamente tengo la sensación desagradable de que un avion enemigo se me acerca por las seis, instintivamente giro y descubro, para mi tranquilidad, que todo está despejado, vulvo a mi rumbo original y al levantar la cabeza, casi justo sobre mi a unos 1000 metros tres aviones, que nos son moscas, giran en circulo hacia la derecha, “¿Seran alemanes?” pienso, trato de forzar la vista, tiro de la palanca para acercarme, y descubro aliviado que se trata de un grupo de Airacobras, los nuevos aviones enviados por los americanos para ayudarnos en la guerra contra los nazis, son feos como ellos solos, me alegro de no estar en esa especie de tabla con alas, según me han dicho tiene menos capacidad de maniobra que una vieja en un guateque, espero que no me confundan con un enemigo y me dejen hecho gofio (*1). (*1 “especie de harina tostada procedente del trigo, maiz (millo), u otros cereales tipico de la zona de la que procede es narrador).

Pocos minutos despues me reagrupo con mi vuelo, Rojo 1, ahora en mision de patrulla pasa a estar formado por 4 aviones. El tiempo transcurre sin incidentes hasta que recibimos la señal del control de tierra para regresar.

Al llegar a la base el lider aterriza en paralelo con “el abogao”, este ha sido alcanzado por disparos o metralla antiaerea y su altimetro y velocimetro no funcionan, a pesar de los daños, aterrizan sin problemas.

Yo sigo “al amante de las cabras” y aterrizamos tambien sin complicaciones en la base, al bajar del aparato, que dejo en manos de los mecanicos parcheando agujeros y profieriendo insultos a los boches, me dirijo con mis pies dormidos hacia la cantina, donde ya el comandante esta comodamente sentado fumando su mierda de gato boche y con una gran botella de vodka cortesia del comandante Garrapatingrofnovich.
Log in to comment