Autor Tema: Stalingrado dia 2º  (Leído 991 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Ootoito

  • Sir
  • Moderator
  • Polkovnik
  • *******
  • Mensajes: 12678
  • Carisma: 423
    • Ver Perfil
Stalingrado dia 2º
« en: Enero 22, 2004, 10:08:03 am »
Todo habia sucedido muy rapidamente esta mañana, a las 05:00h, el Coronel Barripower nos habia convocado en la sala de oficiales para una de sus agradebles charlas sobre el frente de Stalingrado.

Tras explicarnos la gravedad de la situacion y donde se estaban encaminando nuestros esfuerzos por contener el avance aleman, hasta que llegasen las tan esperadas tropas de refresco, paso directamente a detallar el objetivo de la mision del dia.

16 de septiembre de 1942, nuestros observadores han localizado una columna enemiga que se dirige hacia Vasiljevka, nuestro grupo, formado por 4 I-16 tipo 24 y 6 Hurricanes de escolta, se dirigiran rapidamente hacia la zona del objetivo para destruirlo.

Tras un corto desayuno a base de leche de cabra y algo de pan con queso, nos dirigimos rapidamente hacia nuestros aviones, que ya se encontraban preparados para el despegue, gracias al trabajo siempre profesional de nuestros camaradas mecanicos.

La primera bengala surcaba el aire al tiempo que la helice de mi querido mosca comenzaba a girar, el sonido de su potente motor impregno toda la cabina y el mundo desaparecio a mi alrededor. La segunda bengala, indicando el despegue, fue disparada y rapidamente el primer hurri corria por la pista en busca del enemigo.

Tras el despegue, rapidamente tomamos rumbo 285º, directamente hacia el objetivo del vuelo, la columna enemiga. Habiamos decidido cargar cohetes bajo nuestras alas, aquellas armas, algo imprecisas se consideran bastante efectivas cuando el objetivo esta formado por vehiculos ligeros, un par de cohetes son suficientes para reducir a cenizas a un Opel Blitz aleman.

El lider del grupo de moscas, FAEc_Gargola, redujo la velocidad y clavo el rumbo en su brujula, mientras esperaba que sus camaradas formasen cerca de el, trasncurridos un par de minutos, el ultimo mosca HR-Stalin entraba en formacion y lo notificaba, aumento la potencia al tiempo que abrio totalmente el radiador, el mosca fue ganando rapidamente velocidad. Los Hurricanes informaban que se encontraban en la vertical del grupo de ataque, a unos 2000 metros de altitud, todo parecia despejado, ni rastro del enemigo en el aire.

Jabato, Dragon y Oroneta ademas de un recien incorporado de otra unidad un tal Fox, en sus Hurris, tratarian de mantenernos a salvo mientras nosotros nos encargabamos de destruir el convoy.

El objetivo estaba exactamente donde habiamos sido informados, el convoy marchaba por una complicada carretera sin asfaltar, siguiendo las ordenes del lider nos lanzamos a por el objetivo, las explosiones se fueron sucediendo al tiempo que nuestros cohetes alcanzaban sus blancos, uno a uno, los coches del convoy fueron pasto de las llamas. Lamentablemente, el camarada HR-Stalin, tras lanzarse contra el convoy no pudo recuperar su mosca del tremendo picado, el mosca hizo por elevarse, pero subitamente, viro y entro en perdida a escasos 50 metros de altitud, en un segundo, nuestro camarada y su montura, desaparecieron en una tremenda explosion. Tras destruir el ultimo vehiculo el lider ordenaba regresar a la base, los hurris se habian dirigido mas al sur y se habian encontrado con los alemanes, finalmente, el lider toma la decision de ir a echarles una mano, y rapidamente dirigimos nuestros moscas hacia el nuevo rumbo indicado 240º.

No tardamos mucho en divisar el combate que se estaba manteniedo a unos 3000 metros, los alemanes trataban de alcanzar a nuestros compañeros con rapidas pasadas y regresando seguidamente a la seguridad de las alturas, alli donde los Hurris no podian alcanzarlos debido a su escasa velocidad y a su reducida capacidad de ascenso. Informamos a nuestros camaradas de nuestra llegada y les indicamos que hiciesen bajar a los alemanes a una altitud mas favorable para nosotros, unos 1000 metros como mucho. Asi lo hicieron y pronto los alemanes se encontraron rodeados por cuatro hurris y tres moscas que trataban de alcanzarles.

Solte mis dos ultimos cohetes y comence a escudriñar el cielo en busca de algun avion enemigo que cometiese el error de entrar en nuestro combate, las ansias del enemigo por derribar a un rojo, le llebarian como en otras ocasiones, a olvidarse de su seguridad y cometer este terrible error. Trazadoras de todos los colores surcaban el cielo, hurris y 109 surcaban rapidamente el cielo pasando como volidos delante de mi mosca. Un 109 tras realizar su ataque, comenzo un giro para situarse detras y abajo de su victima, pero yo le habia visto venir, intencionadamente una rafaga del 7,62 le advirtio de mi presencia, tratando de que entrase en maniobras evasivas y no utilizase su mayor velocidad para escapar, le habia disparado al aleman con pocas posibilidades de exito, pero la maniobra me salio bien, el aleman al advertir aquellas trazadoras verdes que le pasaban por encima, giro con fuerza, invirtio su 109 y se lanzo en picado hacia la tierra para escapar de su atacante, seguramente se estaria preguntando de que avion se trataba, ya que hasta el momento, unicamente las trazadoras rojas de los Hurricanes, eran las que podian haber visto, mi mosca, poseido por el olor de la sangre, viro endemoniadamente hacia el enemigo, mas lento en el giro, ahora si me encontraba suficientemente cerca para utilizar todo mi armamento, una breve pulsacion de los disparadores, lanzo plomo incandescente hacia mi victima, que fue alcanzado en su montura, justo detras de la cabina, el 109 pico con todas sus fuerzas tratando de escapar, pero mi mosca le seguia de cerca, una nueva rafaga de 20mm alcanzo su plano derecho, algunos trozos se desprendieron del caza, algun pedazo de considerable tamaño habia pasado cerca de mi, pero no alcance a adivinar que era, el 109 se invirtio a una altura imposible para realizar un picado, al levantar la vista para comprobar mi rumbo, algo se acercaba a mi a toda velocidad, un rapido alabeo evito que el piloto, que en ese momento desplegaba su paracaidas, fuera arroyado por mi aparato. En ese momento comprendi el movimiento del 109, el piloto habia saltado..., un par de segundos despues el 109 explotaba al chocar contra el suelo...

En ese preciso instante un hurricane se disponia a echarme una mano contra el aleman, pero al comprobar que este habia caido, continuo con su combate.

Decidimos conducir al enemigo cerca de nuestra base y dentro de nuestro territorio, el punto de reunion seria la vertical de la base, pique rumbo 235º y en un par de minutos me encontraba sobre la base, me situe a las 6 de otro mosca, FAEc-Gargola, el lider del grupo de moscas, al parecer, de nuestro grupo eramos los unicos supervivientes. Esperamos brevemente la llegada de los Hurris pero estos incapaces de desacerse de los alemanes, continuaban con el combate, hubiese sido una locuara tratar de escapar por velocidad de los veloces 109.

Decidimos regresar al combate, tomamos rumbo directo hacia las trazadoras y volamos en formacion cerrada hasta llegar al fregado. Un aleman paso cerca de mi, giro a derechas y comenzo a ascender, le segui tratando de realizar identica maniobra que con el anterior, una rafaga de 7,62 y el 109, nuevamente parecio caer en la trampa, subitamente me vi envuelto en un mar de fuego, las trazadoras volaban a mi alrededor, mi atacante debia de estar muy cerca de mi, el sonido de sus cañones era terrorifico, tire a fondo de la palanca y pise a fondo el pedal derecho, pero el motor se incendio..., el mosca obedecio mi maniobra y giro rapidamente, las llamas llenaban toda la cabina, el riesgo de explosion era inminente asi que tome la decision de saltar, una patada a la portezuela y me lance fuera del mosca rapidamente, observe mientras caia como mi querida montura, descendia en barrena plana, mientras las llamas continuaban deborandolo, no pude apartar la vista de el hasta que se extrello contra el suelo.

El combate continuaba a mi alrededor, a lo lejos podia ver la base y como mis compañeros continuaban acosando a los alemanes restantes, finalmente al llegar al suelo, me tumbe para observar el combate..., alli, bajo el fragor de la batalla... me quede dormido.

Todos esos momentos se perderan en el tiempo como lagrimas en la lluvia, es hora de morir.